Vivir en el campo, (Deco)trucos para sobrevivir en la naturaleza!!!

51B4AB1A-BB93-46D4-AF94-CF1958ED5123.JPEG

Es un hecho, cada vez más, la gente busca huir del ruido, de la contaminación, el tumulto, y en algunos casos, los precios realmente abusivos de la vivienda en la cuidad, hacen que la gente se plantee otro tipo de forma de vida.

Los que me conocéis sabéis que, no soy una gran fan del entorno natural, de hecho mis amigos me dicen siempre, que soy como Paris Hilton en el Reality de la granja, pero la verdad es que aunque crecí en un pueblo, el campo no es lo mío. Debo ser justa y decir que hace ya más de un año, que nuestra estancia aquí , me ha cambiado mucho la forma de ver la vida y el entorno natural. Tanto es así ,que sois muchos los que me habéis pedido consejos y recomendaciones a la hora de invertir o alquilar este tipo de casas.

La suerte inmensa que tenemos, es que al venir los dos del gremio de las reformas, sabemos lo que esta bien y lo que esta mal, también la experiencia propia hace que aprendas a marchas forzadas, y por eso con este post, os queremos hacer unas recomendaciones iniciales antes de plantearos iniciar esta romántica aventura.

  • Tipo de construcción, muchas de estas casas no fueron originalmente pensadas para ser habitadas de forma frecuente, así que carecen de una estructura sólida de cimentación , escaso aislamiento, y muchas veces una ilógica distribución que nos hace adivinar que son construcciones que pueden darnos problemas a corto y largo plazo. Es importante chequear esto, así como el perímetro, las humedades… los mejores días para visitarlas es siempre los días de lluvia, para ver a que nos enfrentaremos de una forma más real que si hacemos la visita pre-compra con un precioso sol.

    Otras cosa a tener en cuenta es el perímetro de la finca, si esta vallada, si linda con algún coto de caza, accesos, distancia a sitios de primera necesidad…

  • Comodidades; hay que tener en cuenta que muchas no cuentan con un luz corriente, y que aunque se puede llevar hacia allí, los costes de excavación etc.. son cuantiosos. La alternativa, las placas solares, no dejan de ser caras también, pero a la larga quedan perfectamente amortizadas. Eso sí, a no ser que sembremos toda la finca de ellas, el abastecimiento es limitado y no siempre es suficiente para las exigencias de un hogar. A eso súmale los días de nubes y te da como resultado un plan de ahorro energético que es un verdadero reto.

    En cuanto al agua, hablamos de un modo parecido, esta vez con camiones de agua que abastecen a un aljibe, cosas como recolectar agua de lluvia se hacen fundamentales en estos casos. Olvídate de grandes superficies de césped, huertos y macetas con flores a no ser que quieras arruinarte…

    Por ultimo, recuerda que apenas gozarás de cobertura y el internet de fibra, ni te pasara en cien kilómetros a la redonda. Hay algunos operadores locales que ofrecen soluciones apañadas, que hasta te permiten ver Netflix.

  • Inquilinos adiciones, mis amigos los bichos en todos sus formatos, tamaños, colores y rarezas, que viven por aquí. Ellos siempre han estado, y eres tú quien estas en su medio natural. No es fácil convivir con ellos, sobretodo sí como yo tienes fobia a las ratas. Presta atención especial a garajes, trasteros y zonas de poco uso.

Por los demás os diré que es una experiencia bonita, que para dos urbanitas como nosotros hay dias que son divertidos, otros desesperantes, algunos dias que nos gusta más que otros pero que al final compensa. Es cuestión de analizar, poner en la balanza y no idealizar esta forma de vivir.

casadecampo.jpg

La reina de la casa en una de nuestras terrazas

decomallorca2.jpg

Casa de Campo, Catalina Socias , Cassai

detalles de la finca

detalles de la finca