Vuelve el amarillo...

Pues si, vuelve el amarillo y no os negaré que es un color que no me gusta en exceso, pero que aplicado en pequeñas dosis puede ser de lo más vistoso¡Lo que os traigo hoy es como mezclarlo, en base de un amarillo más pastel, que para mi gusto es el más combinable, ya que una amplia paleta de colores es realmente aceptada en muchas de esas combinaciones. Algunas colecciones como Simplicity de Laura Ashley tienen un toque amarillo sutil, pero de lo más efectivo, fresco y dulce, también en pequeños detalles con la intención de hacerlos grandes. Mis colores feriche para casar con el amarillo pastel son la gama de rosas, el gris y el azul... Aquí van unos ejemplos, os atrevéis con el?

image

image

image

image

image

image

image

image Fotos vía Laura Ashley y Pinterest